Victor de la Hoz

Victor de la Hoz

Entonces así es como decidí que terminara todo, como una buena cobarde no tuve la fuerza suficiente como para enfrentarlo y decirle que no estaba dispuesta a tener su amistad, que después de haber probado las mieles de su amor, como una niña adicta al azúcar, me convertí en una adicta a sus labios, a su piel, a los hoyuelos de sus mejillas.

Entonces así es como decidí que terminara todo, como una buena cobarde no tuve la fuerza suficiente como para enfrentarlo y decirle que no estaba dispuesta a tener su amistad, que después de haber probado las mieles de su amor, como una niña adicta al azúcar, me convertí en una adicta a sus labios, a su piel, a los hoyuelos de sus mejillas.

Enlace permanente de imagen incrustada

Enlace permanente de imagen incrustada

Y de lo que siempre me olvido es de olvidarte.

Y de lo que siempre me olvido es de olvidarte.

Pinterest • El catálogo global de ideas
Search