Sonia Navarro
Más ideas de Sonia
Sé que aún eres muy pequeña para poder leer por ti misma todo esto; pero el día que puedas hacerlo, y cuando llegues a esta parte de mi carta, te voy a pedir algo... ¿Te acuerdas del duende que vivía en un parque y guardaba sueños de colores en un frasco? ¿Sí?... Ahora cierra tus ojos e imagina lo siguiente:    Un buen día, ese duendecito que vivía en un parque, estaba muy, muy aburrido y vació su frasco de sueños para irse por ahí a recolectar otra cosa. Caminó por las calles y se subía…

Sé que aún eres muy pequeña para poder leer por ti misma todo esto; pero el día que puedas hacerlo, y cuando llegues a esta parte de mi carta, te voy a pedir algo... ¿Te acuerdas del duende que vivía en un parque y guardaba sueños de colores en un frasco? ¿Sí?... Ahora cierra tus ojos e imagina lo siguiente: Un buen día, ese duendecito que vivía en un parque, estaba muy, muy aburrido y vació su frasco de sueños para irse por ahí a recolectar otra cosa. Caminó por las calles y se subía…

Y siguiendo con los botes, que como veis dan para mucho, aquí va otra opción de regalo DIY: llena un bote de vidrio con todos aquellos pequeños regalos que sabes que le chiflan a mamá: bombones, geles de ducha, crema para las manos, algún perfume… El quid de la cuestión está en la presentación, que es donde puedes lucirte. Fíjate en la foto: cada categoría de regalo se presenta en un pequeño estuche hecho con simple cartón y adornado con cinta de tela, y todos los regalos parecen ser…

Y siguiendo con los botes, que como veis dan para mucho, aquí va otra opción de regalo DIY: llena un bote de vidrio con todos aquellos pequeños regalos que sabes que le chiflan a mamá: bombones, geles de ducha, crema para las manos, algún perfume… El quid de la cuestión está en la presentación, que es donde puedes lucirte. Fíjate en la foto: cada categoría de regalo se presenta en un pequeño estuche hecho con simple cartón y adornado con cinta de tela, y todos los regalos parecen ser…