gordonparks culturainquieta15

gordonparks culturainquieta15

Krautreporter

Krautreporter

"La actriz sueca Ingrid Bergmann recuerda en sus memorias el terror de su acompañante Carl Froelich cuando ella se negó a alzar el brazo  durante un acto deportivo en el que se encontraba Hitler.   El   saludo   nazi   era   lo  suficientemente   aparatoso   para  que incluso en una masa de miles de personas con el brazo en alto, una única omisión pudiera  ser  advertida fácilmente."  Rosa Sala Rose. Diccionario crítico de mitos y símbolos del nazismo (pág. 324)

"La actriz sueca Ingrid Bergmann recuerda en sus memorias el terror de su acompañante Carl Froelich cuando ella se negó a alzar el brazo durante un acto deportivo en el que se encontraba Hitler. El saludo nazi era lo suficientemente aparatoso para que incluso en una masa de miles de personas con el brazo en alto, una única omisión pudiera ser advertida fácilmente." Rosa Sala Rose. Diccionario crítico de mitos y símbolos del nazismo (pág. 324)

Pinterest
Buscar