Pinterest
¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

Hebreos 11:24-26 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón.♔

Hebreos 11:24-26 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón.♔

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.


Más ideas
¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

¿Deseas esto para tu vida? — Comparte otras cualidades que deseas que Dios forme en ti.

A Abraham se le dio la promesa, muy apreciada por la gente de aquel entonces, de que tendría numerosa posteridad y grandeza nacional. Además, el heredero de la fe recibió la promesa que para él era la más preciosa de todas, a saber que de su linaje descendería el Redentor del mundo. “Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra”

A Abraham se le dio la promesa, muy apreciada por la gente de aquel entonces, de que tendría numerosa posteridad y grandeza nacional. Además, el heredero de la fe recibió la promesa que para él era la más preciosa de todas, a saber que de su linaje descendería el Redentor del mundo. “Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra”

2 Reyes 5:2 - 4  Y de Siria habían salido bandas armadas, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel a una muchacha, la cual servía a la mujer de Naamán. Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su le

2 Reyes 5:2 - 4 Y de Siria habían salido bandas armadas, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel a una muchacha, la cual servía a la mujer de Naamán. Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su le

1 Reyes 17:10-15 Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un…

1 Reyes 17:10-15 Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un…

Dar un pequeño paso de fe puede requerir mucho valor. La experiencia da Rahab es una de las bellas historias de salvación por la gracia, mediante la fe.  Rahab era una prostituta que vivía en la muralla de Jericó. Encubrió a los dos espías israelitas enviados a reconocer las defensas de esa ciudad. Debido a su bondad para con ellos, y su profesión de fe en el Dios verdadero, los espías prometieron salvar su vida y la de su familia cuando se produjese el ataque a Jericó.

Dar un pequeño paso de fe puede requerir mucho valor. La experiencia da Rahab es una de las bellas historias de salvación por la gracia, mediante la fe. Rahab era una prostituta que vivía en la muralla de Jericó. Encubrió a los dos espías israelitas enviados a reconocer las defensas de esa ciudad. Debido a su bondad para con ellos, y su profesión de fe en el Dios verdadero, los espías prometieron salvar su vida y la de su familia cuando se produjese el ataque a Jericó.