Pinterest • El catálogo global de ideas

Explora Para Estar, Seguir, ¡y mucho más!

Calle: Santa. Cada una de las casas resultaban hechas especialmente para estar ahí, para ser habitadas justo en ese lugar. Con colores llamativos y ltreros que anunciaban en qué lugar te encuentras exactamente, ¿pero, para qué? Lo único que uno anhela estando ahí es perderse para siempre...

Calle: Santa. Cada una de las casas resultaban hechas especialmente para estar ahí, para ser habitadas justo en ese lugar. Con colores llamativos y ltreros que anunciaban en qué lugar te encuentras exactamente, ¿pero, para qué? Lo único que uno anhela estando ahí es perderse para siempre...

Frida's house in Coyoacan

Frida's house in Coyoacan

Capilla tallada en la roca; Svojkov, República Checa.

Capilla tallada en la roca; Svojkov, República Checa.

Calle:Paseo del Río. Los faros de cada calle, prometiendo una luz que aún no se vislumbra.  Las casas parecen ser y no de esta época, son tan silenciosas que parece que nadie las habita, que no existen y que sólo las flores viven.

Calle:Paseo del Río. Los faros de cada calle, prometiendo una luz que aún no se vislumbra. Las casas parecen ser y no de esta época, son tan silenciosas que parece que nadie las habita, que no existen y que sólo las flores viven.

EstiloDF » ¡Amamos la Ciudad de México! Estos 5 palacios la hacen única

Estos son 5 palacios que hacen única a CDMX

EstiloDF » ¡Amamos la Ciudad de México! Estos 5 palacios la hacen única

REPORTAJE | San Angel - San Angel Inn - Página 3 - SkyscraperCity

REPORTAJE | San Angel - San Angel Inn - Página 3 - SkyscraperCity

México

México

las calles y edificios durante el porfiriato

las calles y edificios durante el porfiriato

11 terrazas de la Roma para disfrutar con los amigos

11 terrazas de la Roma para disfrutar con los amigos

José María Velasco (1840-1912) Catedral de Oaxaca, 1887 Óleo sobre tela, 46 x 62 cm

José María Velasco (1840-1912) Catedral de Oaxaca, 1887 Óleo sobre tela, 46 x 62 cm

Mexico City - Banco de Mexico (old job)

Mexico City - Banco de Mexico (old job)

Antiguo Colegio Militar. Ciudad de México.

Antiguo Colegio Militar. Ciudad de México.

Miguel Ángel de Quevedo. La calle como un límite entre cielo y tierra; luces verdes y grises que rodean el cuerpo como quien rodea el fuego... Contrastantemente, a lado de una gran librería encontramos algunas librerías de viejo. Espléndidas y embriagantes, con un olor que llama a cualquiera y una gamma de libros impresionante; y el hombre que trabaja ahí no sepa ni qué es lo que tiene en ese inmenso lugar.

Miguel Ángel de Quevedo. La calle como un límite entre cielo y tierra; luces verdes y grises que rodean el cuerpo como quien rodea el fuego... Contrastantemente, a lado de una gran librería encontramos algunas librerías de viejo. Espléndidas y embriagantes, con un olor que llama a cualquiera y una gamma de libros impresionante; y el hombre que trabaja ahí no sepa ni qué es lo que tiene en ese inmenso lugar.

Calle: Del Carmen.  Esta zona conserva —al igual que San Ángel— su aspecto pintoresco, debido a que los vecinos mantienen el uso tradicional de materiales como la cantera, madera y piedra volcánica en el diseño de sus casas, sumado a la vegetación y calles empedradas que logran preservar en conjunto el espíritu apacible de esta zona de la ciudad.

Calle: Del Carmen. Esta zona conserva —al igual que San Ángel— su aspecto pintoresco, debido a que los vecinos mantienen el uso tradicional de materiales como la cantera, madera y piedra volcánica en el diseño de sus casas, sumado a la vegetación y calles empedradas que logran preservar en conjunto el espíritu apacible de esta zona de la ciudad.

Calle Fresno. Qué calle tan dulce, tan fresca, tan embriagante... Cansadas, escogimos una calle al azar para poder salir de ese lugar que nos había dejado tan encantadas, como aturdidas. Y, entre todas ellas, escogimos una y pareciera que hemos escogido todo...

Calle Fresno. Qué calle tan dulce, tan fresca, tan embriagante... Cansadas, escogimos una calle al azar para poder salir de ese lugar que nos había dejado tan encantadas, como aturdidas. Y, entre todas ellas, escogimos una y pareciera que hemos escogido todo...

Interior de la Basílica de Santa Teresa, Lisieux, Francia.

Interior de la Basílica de Santa Teresa, Lisieux, Francia.