Pinterest • El catálogo global de ideas

Explora Telégrafo En, De Telégrafo, ¡y mucho más!

El Telegrafo es el hotel más antiguo de Cuba, y abrió sus puertas al público alrededor de 1860, unos años después de fundada la primera estación de telégrafo en el país, en la que se inspira el nombre del hotel. #hotel #habana #cuba

Es el hotel más antiguo de Cuba, y abrió sus puertas al público alrededor de 1860, unos años después de fundada la primera estación de telégrafo en el país, en la que se inspira el nombre del hotel. En 1888 el hotel se movió hacia su actual ubicación y hacia 1914 todas las habitaciones del hotel y el restaurante presumían de teléfonos que brindaban a los huéspedes servicios de llamadas nacionales e internacionales, en una época en que hasta los baños públicos eran una rara y lujosa novedad.

El Telegrafo es el hotel más antiguo de Cuba, y abrió sus puertas al público alrededor de 1860, unos años después de fundada la primera estación de telégrafo en el país, en la que se inspira el nombre del hotel

Es el hotel más antiguo de Cuba, y abrió sus puertas al público alrededor de 1860, unos años después de fundada la primera estación de telégrafo en el país, en la que se inspira el nombre del hotel. En 1888 el hotel se movió hacia su actual ubicación y hacia 1914 todas las habitaciones del hotel y el restaurante presumían de teléfonos que brindaban a los huéspedes servicios de llamadas nacionales e internacionales, en una época en que hasta los baños públicos eran una rara y lujosa novedad.

Es el hotel más antiguo de Cuba, y abrió sus puertas al público alrededor de 1860, unos años después de fundada la primera estación de telégrafo en el país, en la que se inspira el nombre del hotel. En 1888 el hotel se movió hacia su actual ubicación y hacia 1914 todas las habitaciones del hotel y el restaurante presumían de teléfonos que brindaban a los huéspedes servicios de llamadas nacionales e internacionales, en una época en que hasta los baños públicos eran una rara y lujosa novedad.

Es el hotel más antiguo de Cuba, y abrió sus puertas al público alrededor de 1860, unos años después de fundada la primera estación de telégrafo en el país, en la que se inspira el nombre del hotel. En 1888 el hotel se movió hacia su actual ubicación y hacia 1914 todas las habitaciones del hotel y el restaurante presumían de teléfonos que brindaban a los huéspedes servicios de llamadas nacionales e internacionales, en una época en que hasta los baños públicos eran una rara y lujosa novedad.

El Telégrafo es el hotel más antiguo de Cuba, y abrió sus puertas al público alrededor de 1860, unos años después de fundada la primera estación de telégrafo en el país, en la que se inspira el nombre del hotel. En 1888 el hotel se movió hacia su actual ubicación y hacia 1914 todas las habitaciones del hotel y el restaurante presumían de teléfonos que brindaban a los huéspedes servicios de llamadas nacionales e internacionales, en una época en que hasta los baños públicos eran una novedad.

El Telégrafo es el hotel más antiguo de Cuba, y abrió sus puertas al público alrededor de 1860, unos años después de fundada la primera estación de telégrafo en el país, en la que se inspira el nombre del hotel. En 1888 el hotel se movió hacia su actual ubicación y hacia 1914 todas las habitaciones del hotel y el restaurante presumían de teléfonos que brindaban a los huéspedes servicios de llamadas nacionales e internacionales, en una época en que hasta los baños públicos eran una novedad.

Es el hotel más antiguo de Cuba, y abrió sus puertas al público alrededor de 1860, unos años después de fundada la primera estación de telégrafo en el país, en la que se inspira el nombre del hotel. En 1888 el hotel se movió hacia su actual ubicación y hacia 1914 todas las habitaciones del hotel y el restaurante presumían de teléfonos que brindaban a los huéspedes servicios de llamadas nacionales e internacionales, en una época en que hasta los baños públicos eran una rara y lujosa novedad.

El edificio que acoge el Hotel Plaza fue primero hogar de una acaudalada familia cubana, y posteriormente sirvió de redacción para el influyente periódico el Diario De La Marina, que en las postrimerías del siglo XIX fue atacado por una violenta turba anti española en tiempos de la colonia.