Pinterest • El catálogo global de ideas

Explora Distintas Variedades, Variedades De, ¡y mucho más!

Fue fundada por la familia Guizar, y desde sus inicios, se ha mantenido a cargo de la misma sociedad, sin cambiar de dueño. Los dulces más vendidos, son las distintas variedades de dulces de leche.

Las recetas utilizadas para la elaboración de los dulces son tradicionales, y se siguen haciendo por manos mexicanas, para mantener la tradición. Una de las diferencias de cuando comenzó, es que ahora se utiliza gas en lugar de carbón.

La dulcería de Celaya posee una sucursal en la Colonia Roma, con la misma popularidad que la primera, debido a que comparte la misma forma tradicional de elaborar dulces con ingredientes naturales.

¡Dulces, dulces y más dulces! \o/

El encargado, de nombre Jorge Huguenín, lleva trabajando allí desde hace más de 20 años y nos dijo que no podía escoger un dulce favorito porque todos le gustaban. Disfruta mucho de su trabajo porque puede conocer gente de todo el mundo y tomar trocitos de dulces cuando va a la fábrica.

La dulcería fue llamada "de Celaya", debido a que era en ese lugar donde existía la mayor producción de dulces.

La idea de la dulcería en su fundación era que los capitalinos y los visitantes de la capital pudieran disfrutar de una amplia variedad de dulces mexicanos provenientes de cualquier parte de la República.

Antes de la llegada de los españoles, no se utilizaban la leche, el azúcar o el huevo en la elaboración de los dulces, por lo que la Conquista representó una importante renovación en la fabricación de golosinas. Tanto al inicio del negocio como ahora, se utilizan cazos de cobre y palos de madera para elaborar los dulces.

Al principio, los dulces eran traídos de otros lugares, pero con el fin de brindar un mejor servicio, la familia Guizar compró las recetas de sus antiguos proveedores y empezó a elaborar por su cuenta los dulces en el sótano de su casa. Aunque ya no en un sótano, la producción de éstos sigue haciéndose de manera artesanal y el número de recetas ha ido aumentando.

Es común ver en la dulcería a turistas provenientes de cualquier parte del mundo, curiosos por la variedad de dulces que hay en México. Los italianos prefieren el dulce de limón con coco porque encuentran exótico el comer la cáscara del limón.