Explora Te Metas, Metas En, ¡y mucho más!

«Te repito: no te metas en discusiones necias y sin sentido que sólo inician pleitos». —2 Timoteo 2:23

«Te repito: no te metas en discusiones necias y sin sentido que sólo inician pleitos». —2 Timoteo 2:23

Con la ayuda de Dios, podemos identificar un diálogo destructivo y transformarlo en una palabra de vida. —Pin it  «No empleen un lenguaje grosero ni ofensivo. Que todo lo que digan sea bueno y útil, a fin de que sus palabras resulten de estímulo para quienes las oigan». —Efesios 4:29

Con la ayuda de Dios, podemos identificar un diálogo destructivo y transformarlo en una palabra de vida. —Pin it «No empleen un lenguaje grosero ni ofensivo. Que todo lo que digan sea bueno y útil, a fin de que sus palabras resulten de estímulo para quienes las oigan». —Efesios 4:29

Makes her fall in love with Jesus. #godlyman

Makes her fall in love with Jesus. #godlyman

«Después de todo, no trajimos nada cuando vinimos a este mundo ni tampoco podremos llevarnos nada cuando lo dejemos». —1 Timoteo 6:7

«Después de todo, no trajimos nada cuando vinimos a este mundo ni tampoco podremos llevarnos nada cuando lo dejemos». —1 Timoteo 6:7

¿Quieres ahorrar la batería de tu teléfono móvil? Sigue estos prácticos consejos y compártelos.

¿Quieres ahorrar la batería de tu teléfono móvil? Sigue estos prácticos consejos y compártelos.

«Este es el día que hizo el Señor; nos gozaremos y alegraremos en él». —Salmo 118:24

«Este es el día que hizo el Señor; nos gozaremos y alegraremos en él». —Salmo 118:24

gracias dios por todas tus bendiciones | gracias dios por tanto amor 60367 likes 488 talking about this

gracias dios por todas tus bendiciones | gracias dios por tanto amor 60367 likes 488 talking about this

«¡Den gracias al Señor, porque él es bueno! Su fiel amor perdura para siempre». —1 Crónicas 16:34

«¡Den gracias al Señor, porque él es bueno! Su fiel amor perdura para siempre». —1 Crónicas 16:34

Recuerda que también podemos dar testimonio de la gracia de Dios con nuestra conducta.   «Toma control de lo que digo, oh Señor, y guarda mis labios». —Salmos 141:3

Recuerda que también podemos dar testimonio de la gracia de Dios con nuestra conducta. «Toma control de lo que digo, oh Señor, y guarda mis labios». —Salmos 141:3

Olafo

Olafo

Pinterest • El catálogo global de ideas
Buscar