Pinterest • El catálogo global de ideas

Explora Sueño Ser, Nuestras Raíces, ¡y mucho más!

Un 6 de febrero nacía Mary Leakey. Su madre la llevó a un convento del que se escaparía para realizar su sueño: ser arqueóloga. Entre sus logros: el primer cráneo de un simio fósil en la Isla Rusinga, un cráneo de Australopithecus boisei de 1.75 millones de años de antigüedad y desenterrar las huellas de Laetoli. La figura popular del arqueólogo, como otras muchas, es eminentemente masculina. Mary Leakey rompió estereotipos y de paso nos ayudó a encontrar nuestras raíces.

Un día como hoy, 26 de febrero, de 1944 nacía María Creuza, una de las voces más "calientes" (como afirma Vinicius, subrayando la cálida dulzura de su timbre) de Brasil. Dejo aquí mi humilde homenaje a uno de sus mejores discos (grabado en el bar La Fusa, de Buenos Aires, en 1970), con el gran Vinicius de Moraes a las voces y Toquinho en la guitarra. Impresionante. Pelos como escarpias. Quien lo probó lo sabe. #MariaCreuza #ViniciusdeMoraes #Toquinho #bossanova #viñeta #ilustracion…

Mañana 1 de febrero de 1851 moría la creadora de Frankenstein, Mary Shelley, quien era a su vez hija de la feminista Mary Wollstonecraft, autora de "Vindicación de los derechos de la mujer" (1792), una obra que debiera leerse en todos los institutos.

Mañana 31 de enero de un 1820 nacía en Ferrol Concepción Arenal, una de nuestras grandes escritoras y precursora entre otras del feminismo español. Esta mujer con cara de mala hostia y trajeada de cuáquera victoriana, ahí donde la véis, desobedeció a su madre e ingresó vestida de hombre en la Facultad de Derecho, en un tiempo en el que inteligencia y mujer eran antónimos pecaminosos para una sociedad cerril, de sacristía.

Mi amigo Alonso Torres me trae a la memoria tantas y tantas mujeres de la generación de nuestras madres, hijas de la posguerra, que no pudieron estudiar para mantener a sus padres y más tarde a su propia familia. Mujeres que salieron del pueblo con lo puesto para trabajar en casa de señores de postín; en el caso de mi madre, chica de la casa y más tarde cocinera para un militar. No es raro escuchar a esta generación de mujeres que su sueño era y sigue siendo haber estudiado.

Un día como hoy, 5 de marzo, de 1871, nacía Rosa Luxemburgo, quizá la intelectual más importante del marxismo. No hubo ninguna otra mujer marxista que expresara con tanta solidez y convicción sus ideas. También la política es un campo donde la mujer debe realizar dobles piruetas para que se reconozca el valor de su trabajo. No en vano el feminismo tuvo grandes dificultades hasta bien entrado el siglo XX a la hora de encontrar un hueco en los puestos de poder y las políticas de izquierda.

Existen personajes que trascienden tanto la Historia que acaban convirtiéndose en moldes que se ajustan al dedillo a nuestros deseos. Es el caso de Hipatia de Alejandría. Poco se sabe de ella con seguridad, pero es fácil construir una biografía imaginada que alimente nuestros sueños de conocimiento e igualdad. No en vano, Hipatia es mártir de la ciencia al mismo tiempo que icono feminista, movimiento que atribuye su muerte (indatable) un 8 de marzo.

Liz Taylor nacía un día como hoy, 27 de febrero, allá por 1932. Imposible emular la belleza de esta actriz. Aquellos que calzamos la cuarentena compartimos con nuestros padres el goce de contemplar en escena a esta actriz, a la que la retina queda imborrablemente ligada a una gata sobre un tejado de zinc, temiendo a Virginia Woolf (su mejor interpretación) o representando a Cleopatra.

Hace tiempo que no añadía ningún doodle más a mi lista de #mujeresconnombrepropio Un día como hoy, 3 de marzo, de 1889 nacía Vitoria Kent. Le tocó vivir una España complicada (casi imposible) para quien tenga la mente abierta y la voluntad tozuda. Tuvo suerte de caer en una familia liberal que le permitió estudiar Derecho. Fue durante la II República Directora General de Prisiones, y no una directora cualquiera.

Añado a la serie visual #mujeresconnombrepropio a Berthe Morisot, una pintora impresionista cuya memoria quedó eclipsada por los grandes pintores de su época (Morisot fue modelo de Manet). Pese a la calidad de su estilo, las mujeres que "pintaban" eran consideradas meras aficionadas, enfrascadas en temas cotidianos, menores, que ilustraban en sus lienzos, frente al arte mayor de sus contemporáneos masculinos.