Explora Tu Nombre, Salmos, ¡y mucho más!

Explorar temas relacionados

Ayúdanos, Dios salvador nuestro, por el honor de tu Nombre; líbranos y perdona nuestros pecados, a causa de tu Nombre. (Salmo 79, 9)

Ayúdanos, Dios salvador nuestro, por el honor de tu Nombre; líbranos y perdona nuestros pecados, a causa de tu Nombre. (Salmo 79, 9)

Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador. [Sal] Lc 1, 46b-47

Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador. [Sal] Lc 1, 46b-47

¡Tú has sido nuestro refugio, Señor! (Salmo 90, Antífona)

¡Tú has sido nuestro refugio, Señor! (Salmo 90, Antífona)

Mi alma espera en el Señor, y yo confío en su palabra. Porque en él se encuentra la misericordia y la redención en abundancia. (Salmo 130, 5.7b)

Mi alma espera en el Señor, y yo confío en su palabra. Porque en él se encuentra la misericordia y la redención en abundancia. (Salmo 130, 5.7b)

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, y renueva la firmeza de mi espíritu. Mi sacrificio es un espíritu contrito, tú no desprecias el corazón contrito y humillado. (Salmo 51, 12.19)

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, y renueva la firmeza de mi espíritu. Mi sacrificio es un espíritu contrito, tú no desprecias el corazón contrito y humillado. (Salmo 51, 12.19)

Tus caminos son santos, Señor. Tú eres el Dios que hace maravillas, y revelaste tu poder entre las naciones. (Salmo 77, 14a.15)

Tus caminos son santos, Señor. Tú eres el Dios que hace maravillas, y revelaste tu poder entre las naciones. (Salmo 77, 14a.15)

Escucha, Señor, mi justa demanda, atiende a mi clamor; presta oído a mi plegaria, porque en mis labios no hay falsedad. (Salmo 17, 1)

Escucha, Señor, mi justa demanda, atiende a mi clamor; presta oído a mi plegaria, porque en mis labios no hay falsedad. (Salmo 17, 1)

¡Vengan, cantemos con júbilo al Señor, aclamemos a la Roca que nos salva! ¡Lleguemos hasta él dándole gracias, aclamemos con música al Señor! (Salmo 95, 1-2)

¡Vengan, cantemos con júbilo al Señor, aclamemos a la Roca que nos salva! ¡Lleguemos hasta él dándole gracias, aclamemos con música al Señor! (Salmo 95, 1-2)

Felices los que cumplen sus prescripciones y lo buscan de todo corazón. Muéstrame, Señor, el camino de tus preceptos, y yo los cumpliré a la perfección. Instrúyeme, para que observe tu ley y la cumpla de todo corazón. (Salmo 119, 2.33-34)

Felices los que cumplen sus prescripciones y lo buscan de todo corazón. Muéstrame, Señor, el camino de tus preceptos, y yo los cumpliré a la perfección. Instrúyeme, para que observe tu ley y la cumpla de todo corazón. (Salmo 119, 2.33-34)

¡Sácianos con tu amor, Señor, y cantaremos felices! (Salmo 90, Antífona)

¡Sácianos con tu amor, Señor, y cantaremos felices! (Salmo 90, Antífona)

Pinterest
Buscar