Explora Salmo 66, Su Misericordia, ¡y mucho más!

Explorar temas relacionados

Los que temen al Señor, vengan a escuchar, yo les contaré lo que hizo por mí: Bendito sea Dios, que no rechazó mi oración ni apartó de mí su misericordia. (Salmo 66, 16.20)

Los que temen al Señor, vengan a escuchar, yo les contaré lo que hizo por mí: Bendito sea Dios, que no rechazó mi oración ni apartó de mí su misericordia. (Salmo 66, 16.20)

Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador. [Sal] Lc 1, 46b-47

Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador. [Sal] Lc 1, 46b-47

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, y renueva la firmeza de mi espíritu. Mi sacrificio es un espíritu contrito, tú no desprecias el corazón contrito y humillado. (Salmo 51, 12.19)

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, y renueva la firmeza de mi espíritu. Mi sacrificio es un espíritu contrito, tú no desprecias el corazón contrito y humillado. (Salmo 51, 12.19)

Señor, que tu amor descienda sobre nosotros, conforme a la esperanza que tenemos en Ti. (Salmo 33, 22)

Señor, que tu amor descienda sobre nosotros, conforme a la esperanza que tenemos en Ti. (Salmo 33, 22)

April 26: Our Lady of Good Counsel

April 26: Our Lady of Good Counsel

El cielo proclama la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos. (Salmo 19, 2)

El cielo proclama la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos. (Salmo 19, 2)

Tú eres mi Dios: ten piedad de mí, Señor, reconforta el ánimo de tu servidor, porque a ti, Señor, elevo mi alma. (Salmo 86, 3a.4)

Tú eres mi Dios: ten piedad de mí, Señor, reconforta el ánimo de tu servidor, porque a ti, Señor, elevo mi alma. (Salmo 86, 3a.4)

"...No daré descanso a mis ojos ni reposo a mis párpados, hasta que encuentre un lugar para el Señor, una Morada para el Fuerte de Jacob”. (Salmo 132, 4-5)

"...No daré descanso a mis ojos ni reposo a mis párpados, hasta que encuentre un lugar para el Señor, una Morada para el Fuerte de Jacob”. (Salmo 132, 4-5)

Daré gracias a tu Nombre por tu amor y tu fidelidad. Tu derecha me salva. El Señor lo hará todo por mí. (Salmo 138, 2bc.7c.8a)

Daré gracias a tu Nombre por tu amor y tu fidelidad. Tu derecha me salva. El Señor lo hará todo por mí. (Salmo 138, 2bc.7c.8a)

Yo miro hacia ti, fuerza mía, porque Dios es mi baluarte; él vendrá a mi encuentro con su gracia. (Salmo 59, 10-11a)

Yo miro hacia ti, fuerza mía, porque Dios es mi baluarte; él vendrá a mi encuentro con su gracia. (Salmo 59, 10-11a)

Pinterest
Buscar