Explora Amaba, Kabuky Mi Luz, ¡y mucho más!

Amaba el sol cálido de otoño...

Amaba viajar, fue un gran copiloto!

Amaba sus pelotas, ahora juegas con las estrellas...

welele: Ranas de Alaska, dos tercios de agua corporal se convierte en hielo, no se mueven y podrías romperle en pedazos si quisieras. Sus corazones dejan de latir y su sangre deja de fluir.  En primavera y se descongelan y a croar. Fuente

Mirando, por el balcón...

Bello, mi Kabuky intelectual

Te amo hasta más allá del infinito!❤

Mil besos mi príncipe encantado!...

A Master always takes care og his slave!

Pinterest • El catálogo global de ideas
Search