Explora Admirar, Apreciar, ¡y mucho más!

Cuando profundizamos en el ser ajeno, en aquellos que queremos, perdemos objetividad, podemos conseguir cegarnos en un sinsentido...o simplemente, admirar y valorar cada detalle del ser amado. La belleza actual está idealizada, es superficial, comercial, banal y hasta absurdamente insana. Cuando queremos desde dentro, con los ojos cerrados, desde la mazmorra de nuestra alma, podemos llegar a apreciar detalles que sólo desde la ceguera es posible comprobar...nuestra propia belleza.

Cuando profundizamos en el ser ajeno, en aquellos que queremos, perdemos objetividad, podemos conseguir cegarnos en un sinsentido...o simplemente, admirar y valorar cada detalle del ser amado. La belleza actual está idealizada, es superficial, comercial, banal y hasta absurdamente insana. Cuando queremos desde dentro, con los ojos cerrados, desde la mazmorra de nuestra alma, podemos llegar a apreciar detalles que sólo desde la ceguera es posible comprobar...nuestra propia belleza.

En esto del sentir, llega un punto en el que abandonarnos a otro cuerpo resulta ser la única capacidad física propia, esa fusión que nos atrapa, nos envuelve y nos regala un Mundo nuevo...lejos de experiencias almacenadas. La capacidad de crear algo único, nos convierte en seres (que al menos en instantes concretos) extraordinarios, en algo que regalar, compartir y disfrutar sin importar la sencillez de lo creado.

En esto del sentir, llega un punto en el que abandonarnos a otro cuerpo resulta ser la única capacidad física propia, esa fusión que nos atrapa, nos envuelve y nos regala un Mundo nuevo...lejos de experiencias almacenadas. La capacidad de crear algo único, nos convierte en seres (que al menos en instantes concretos) extraordinarios, en algo que regalar, compartir y disfrutar sin importar la sencillez de lo creado.

Es a través de los años, cuando descubrimos ciertas cosas que jamás nos paramos a valorar, aquellas que la inercia nos amontona en nuestro saco errante. Pensar en ellas puede resultar una decepción, un mal sueño, una carga tan frágil como dañina en nuestra alma...pero valorarlas en su justa medida, en su momento, en sus circunstancias, puede ayudarnos a comprender y valorar aquello que ahora obtenemos sin tan siquiera solicitarlo.

Es a través de los años, cuando descubrimos ciertas cosas que jamás nos paramos a valorar, aquellas que la inercia nos amontona en nuestro saco errante. Pensar en ellas puede resultar una decepción, un mal sueño, una carga tan frágil como dañina en nuestra alma...pero valorarlas en su justa medida, en su momento, en sus circunstancias, puede ayudarnos a comprender y valorar aquello que ahora obtenemos sin tan siquiera solicitarlo.

En esta vida, hay momentos en los que una decisión compleja y complicada nos hace debatir en una sinrazón razonable...razonada desde dentro. Tal vez nos equivoquemos en el intento, en las ganas, en la ilusión,..pero sería un bonito fracaso. Una lucha perdida con dignidad. En esta vida, el peor fracaso es aquel que ni tan siquiera se intenta!

En esta vida, hay momentos en los que una decisión compleja y complicada nos hace debatir en una sinrazón razonable...razonada desde dentro. Tal vez nos equivoquemos en el intento, en las ganas, en la ilusión,..pero sería un bonito fracaso. Una lucha perdida con dignidad. En esta vida, el peor fracaso es aquel que ni tan siquiera se intenta!

En este Mundo cargado de palabras necias, de idiotas bien pagados, de estómagos agradecidos y de personas tan prescindibles como lo son sus capacidades humanas, podemos encontrar y disfrutar de otras, que nos recuerdan que somos seres especiales, gente de bien. La palabra, está demasiado prostituida en bocas que deberían estar selladas para no contaminar con su hedor. En este Mundo, valorar un detalle, un gesto, una caricia, un silencio...es todo un regalo. Un saludo y buen finde

En este Mundo cargado de palabras necias, de idiotas bien pagados, de estómagos agradecidos y de personas tan prescindibles como lo son sus capacidades humanas, podemos encontrar y disfrutar de otras, que nos recuerdan que somos seres especiales, gente de bien. La palabra, está demasiado prostituida en bocas que deberían estar selladas para no contaminar con su hedor. En este Mundo, valorar un detalle, un gesto, una caricia, un silencio...es todo un regalo. Un saludo y buen finde

Nos movemos en un Mundo acelerado, estresado, agobiado de problemas generados, de gestores ineptos, un Mundo que no nos gusta. Y sin embargo, encontrar la tranquilidad, la paz necesaria, la felicidad interior es algo tan sencillo como cerrar los ojos y sentir cuanto tenemos, cuanto queremos, apreciar y valorar los detalles que nos rodean, aquello que no tiene precio...pero sí un valor incalculable. En este Mundo, aún queda espacio para sentir! Buen finde

Nos movemos en un Mundo acelerado, estresado, agobiado de problemas generados, de gestores ineptos, un Mundo que no nos gusta. Y sin embargo, encontrar la tranquilidad, la paz necesaria, la felicidad interior es algo tan sencillo como cerrar los ojos y sentir cuanto tenemos, cuanto queremos, apreciar y valorar los detalles que nos rodean, aquello que no tiene precio...pero sí un valor incalculable. En este Mundo, aún queda espacio para sentir! Buen finde

En este Mundo lleno de mensajes visuales, aun existen ciertas cosas que deben ser entendidas desde mecanismos inusuales, desde sentidos que incluso damos por dormidos...y descubrirlos puede ser algo maravilloso.

En este Mundo lleno de mensajes visuales, aun existen ciertas cosas que deben ser entendidas desde mecanismos inusuales, desde sentidos que incluso damos por dormidos...y descubrirlos puede ser algo maravilloso.

Hay momentos en los que nuestro ánimo cabalga disonante con la estación, nos muestra su cara b, su imagen decolorada..nos desborda. Momentos en los que nuestro sentimiento acompasa otro latir, otro sentir y se asocia como un bobo, como un inútil incapaz de hacerse valer. Hay momentos en los que acompañar, por doloroso que sea...es nuestra mejor cura.

Hay momentos en los que nuestro ánimo cabalga disonante con la estación, nos muestra su cara b, su imagen decolorada..nos desborda. Momentos en los que nuestro sentimiento acompasa otro latir, otro sentir y se asocia como un bobo, como un inútil incapaz de hacerse valer. Hay momentos en los que acompañar, por doloroso que sea...es nuestra mejor cura.

En esto del sentir, la sorpresa puede regalarnos una oportunidad tan alejada de nuestra mente , como cercana a nuestra idea idealizada del compartir. Pretender esconderse tras una falsa penumbra de un filo cortante de luz..es una idiocia absoluta. En esto del sentir, hay emociones que el corazón ni sabía que podía ofrecer, sensaciones encontradas, sentimientos cargados de polvo añejo que soplar..hay una vida nueva. Yo voy de estreno!! Buen finde y un saludo

En esto del sentir, la sorpresa puede regalarnos una oportunidad tan alejada de nuestra mente , como cercana a nuestra idea idealizada del compartir. Pretender esconderse tras una falsa penumbra de un filo cortante de luz..es una idiocia absoluta. En esto del sentir, hay emociones que el corazón ni sabía que podía ofrecer, sensaciones encontradas, sentimientos cargados de polvo añejo que soplar..hay una vida nueva. Yo voy de estreno!! Buen finde y un saludo

Pinterest
Buscar