Pinterest • El catálogo global de ideas

Explora Nada, Ver, ¡y mucho más!

"Por cuatro esquinitas de nada", Jérôme Ruillier. Editorial Juventud. Para jugar, las diferencias dejan de importar. Sin embargo, cuando hay que encajar, los cambios exigidos pueden ser tan descabellados como dolorosos. La solución la encuentran los personajes desde el reconocimiento y el afecto. Un libro sencillo que apunta con certeza a la valoración de la diversidad y la coexistencia.

Reader, reading, books / Lector, lectura, libros (ilustración de Audrey Gessat)

Un beso antes de desayunar es un libro tierno y colorido que rezuma optimismo y amor. Es la historia de Violeta y los besos de su madre, que, cada mañana, antes de salir de casa, le deja bajo la almohada. Un canto al afecto, al cariño y al poder de un beso. Con un texto poético y unas ilustraciones alegres, coloridas y llenas de texturas diferentes, Raquel Díaz Reguera nos presenta la bonita historia de un beso viajero, porque no hay nada que contenga más amor que el beso de una madre.

El Juego del Ángel: "Esa hambre que nada tiene que ver con el estómago y que se le come a uno por dentro."

Pequeño azul y pequeño amarillo. Educación en valores

LA TEMPLANZA. María Dueñas. Ed. Planeta. Nada hacía suponer a Mauro Larrea que la fortuna que levantó tras años de tesón y arrojo se le derrumbaría con un estrepitoso revés. Ahogado por las deudas y la incertidumbre, apuesta sus últimos recursos en una temeraria jugada que abre ante él la oportunidad de resurgir.

Una muy buena historia animada sobre la cualidad de la humildad. Nos enseña que la soberbia es horrible y no lleva a nada.

Año 1614, en el puerto de Sanlúcar de Barrameda atraca un barco con unos exóticos pasajeros: una embajada de veintidós samuráis que comenzaban en el puerto español su visita a Europa. Habían tardado casi un año en hacer el largo viaje desde el lejano y hermético Japón, y nada les había preparado para el tremendo choque cultural que les aguardaba. http://rabel.jcyl.es/cgi-bin/abnetopac?SUBC=BPBU&ACC=DOSEARCH&xsqf99=1835886

No me dejan hacer nada! by Thierry Robberecht. A la pequeña protagonista no le dejan sacar la lengua, como el camaleón; ni sorber por la nariz, como los cerditos; ni comer con las manos, como las ardillas; ni dormir el día entero, como el perezoso; ni eructar, como su hermano pequeño... Ella tiene que portarse mejor que ellos porque es una niña MUY buena... ¿O quizá no tanto?...