Explora El Fondo, Marineros, ¡y mucho más!

Explorar temas relacionados

LA LIBERTAD Llevaba tanto tiempo sola que ya no sabía ni qué era la soledad. Hasta se le había olvidado el olor que desprendía. "Soy la única dueña de mi vida y de mis acciones" había repetido hasta la saciedad como respuesta a "nunca daré explicaciones de nada a nadie". Nunca se las dio a él, que tanto había aguantado el jactarse de una libertad que, en el fondo, le oprimía el pecho. Y la imposibilitaba para el amor, que no siempre adora las ataduras con nudos marineros.

LA LIBERTAD Llevaba tanto tiempo sola que ya no sabía ni qué era la soledad. Hasta se le había olvidado el olor que desprendía. "Soy la única dueña de mi vida y de mis acciones" había repetido hasta la saciedad como respuesta a "nunca daré explicaciones de nada a nadie". Nunca se las dio a él, que tanto había aguantado el jactarse de una libertad que, en el fondo, le oprimía el pecho. Y la imposibilitaba para el amor, que no siempre adora las ataduras con nudos marineros.

Aixecarem el vol.

Aixecarem el vol.

Penèlope amb comoditats.

Penèlope amb comoditats.

Petitíssims emmig de tanta immensitat, no hem de renunciar a la nostra grandesa personal.

Petitíssims emmig de tanta immensitat, no hem de renunciar a la nostra grandesa personal.

Quan marxi el dia, vine'm a buscar. Quan comenci, no marxis tu.  Et facilito el meu segrest.  No cal que sigui etern.  No vols que sigui etern.  Jo tampoc ho volia.

Quan marxi el dia, vine'm a buscar. Quan comenci, no marxis tu. Et facilito el meu segrest. No cal que sigui etern. No vols que sigui etern. Jo tampoc ho volia.

Oda a la lluita. A la lluita diària.

Oda a la lluita. A la lluita diària.

Brutal experiència veure com el dia marxa des de les portes del desert. Fas mitja volta sabent que hi tornaràs, sense importar els 48 graus, els prop de 500 km d'avui, la intensa calima o el caminar d'un dromedari una mica gandul.

Brutal experiència veure com el dia marxa des de les portes del desert. Fas mitja volta sabent que hi tornaràs, sense importar els 48 graus, els prop de 500 km d'avui, la intensa calima o el caminar d'un dromedari una mica gandul.

A tus atardeceres rojos se acostumbraron mis ojos como el recodo al camino...

A tus atardeceres rojos se acostumbraron mis ojos como el recodo al camino...

Som insignificants entre tanta immensitat.

Som insignificants entre tanta immensitat.

Condenada a la soledad, echó raíces entre polvo, cemento y silencio.

Condenada a la soledad, echó raíces entre polvo, cemento y silencio.

Pinterest
Buscar