Pinterest • El catálogo global de ideas

Explora Leer Sus, Placer Leer, ¡y mucho más!

Sr Madariaga, es un placer leer sus libros. ¡Que bien trata a la historia!

Cinco libros infantiles que todo adulto debería leer.

«Novela, por supuesto, pero también es Historia; historia de los acontecimientos que cambian la faz del mundo, historia social, historia de las mental...

Orgullo-y-prejuicio de Jane Austen. Edición conmemorativa del bicentenario.

Stefan Bollmann. "Las mujeres, que leen, son peligrosas". Editorial Maeva. La historia de la lectura femenina se refleja de manera magistral tanto en la pintura como en la fotografía. Artistas de todas las épocas han sucumbido ante la fascinación del reto de capturar la intimidad de la lectura femenina. Sus obras nos ofrecen una visión única y sensible de la historia de las mujeres y la lectura:

Madrid, primavera de 1939: Jimena Bartolomé, apenas salida de la adolescencia y recién casada con el amor de su vida, es encerrada en la cárcel de mujeres de Ventas. En esta siniestra institución, su directora, María Topete, gobierna el destino de las reclusas y de sus hijos… Ana R. Cañil recrea en Si a los tres años no he vuelto unos hechos terribles y prácticamente desconocidos de nuestra posguerra:

El libro se sentía feliz cuando lo leían, y a menudo algún niño se lo llevaba a casa. Pero el libro fue envejeciendo y ya casi nadie lo sacaba del estante de la biblioteca. Hasta que un día, una niña encontró el libro solitario y empezó a leer aquellas páginas gastadas...

11 libros censurados que toda mujer debería leer

4. Desde mi cielo, Alice Sebold, 2002 Después de que una adolescente fuera violada y asesinada, ella observa desde su propio “cielo” como sus amigos, familia y comunidad lidian con la tragedia. Los padres de las secundarias en Connecticut y Massachusetts pidieron que el libro se retirara de las bibliotecas y listas de lecturas debido a su “tema espantoso.”

La historia comienza cuando una periodista recibe una propuesta para investigar la vida de su bisabuela, Amelia Garayoa, de la que lo único que saben es que huyó de España antes de que comenzara la guerra civil, abandonando a su marido y a su hijo. Se verá así obligada a bucear en el pasado, reconstruyendo la vida de Amelia desde sus comienzos. Marcada por cuatro hombres muy diferentes, la protagonista nos atrapa a través de historias repletas de amor, desamor y aventuras.

Elia se acaba de despertar de un coma y está un poco perdida. Lo último que recuerda es un concierto y una frase: "No puedo devolverte la canción, pero puedo mostrarte cómo danzan los peces". Ahora que sus padres le han comprado un Smartphone, Elia por fin tiene acceso al Heartbits (un programa en la línea del WhatsApp) y los lectores somos testigos de todas sus conversaciones.