Explora Cristal, Arroz, ¡y mucho más!

Explorar temas relacionados

Cuando Mari-Carmen y yo nos quedábamos en Asunción dormíamos en este bungalow con tres paredes de cristal al jardin tropical que era de ensueño.

Cuando Mari-Carmen y yo nos quedábamos en Asunción dormíamos en este bungalow con tres paredes de cristal al jardin tropical que era de ensueño.

En el jardin de la casa esperando para ir a la recepción de Pte Wasmosy y pte. Felipe Gonzalez.Nos había invitado la embajadora que era buena amiga.

En el jardin de la casa esperando para ir a la recepción de Pte Wasmosy y pte. Felipe Gonzalez.Nos había invitado la embajadora que era buena amiga.

La embajadora fue clara y directa. Afirmó queEspaña podía ayudar a restaurar Fuerte Borbón, pero las estancias policiales eran responsabilidad de Paraguay.

La embajadora fue clara y directa. Afirmó queEspaña podía ayudar a restaurar Fuerte Borbón, pero las estancias policiales eran responsabilidad de Paraguay.

Con Fidelina, la cocinera, que cuando pasaba alguna chica guapa, y allí había cientos, me decia: Dª Mari esta noche soñará con las vívoras. Mentira pues no hubiera podido soñar con otra cosa. ¡Tantas casadeñas guapas hay!

Con Fidelina, la cocinera, que cuando pasaba alguna chica guapa, y allí había cientos, me decia: Dª Mari esta noche soñará con las vívoras. Mentira pues no hubiera podido soñar con otra cosa. ¡Tantas casadeñas guapas hay!

Con mi buen amigo Marcial, que siempre estaba alli media hora antes de que me levantara y eso que yo despertaba a los gallos. Era el mayordomo y nunca conseguí que comiera un día a la mesa conmigo. De pie, un paso atrás y a mi izquierda, esperando para llenarme el vaso. Me ponía de los nervios. Pero así lo había enseñado su maestro, Inglés.

Con mi buen amigo Marcial, que siempre estaba alli media hora antes de que me levantara y eso que yo despertaba a los gallos. Era el mayordomo y nunca conseguí que comiera un día a la mesa conmigo. De pie, un paso atrás y a mi izquierda, esperando para llenarme el vaso. Me ponía de los nervios. Pero así lo había enseñado su maestro, Inglés.

Entrada de la Casa Directorio donde nos quedamos cuando estuvimos en Puerto Casado, Maricarmen, Pepito y yo, que sólo fueron tres meses. El resto, lo pasaba alli, casi siempre solo.

Entrada de la Casa Directorio donde nos quedamos cuando estuvimos en Puerto Casado, Maricarmen, Pepito y yo, que sólo fueron tres meses. El resto, lo pasaba alli, casi siempre solo.

Mi compañero de viaje por la selva, Ortiz,  con su familia. Su nieta es pelirroja pues su padre el menno de origen caucasiano. Pero la mujer paraguaya es muy fácil que desee un hijo, sin querer al padre.

Mi compañero de viaje por la selva, Ortiz, con su familia. Su nieta es pelirroja pues su padre el menno de origen caucasiano. Pero la mujer paraguaya es muy fácil que desee un hijo, sin querer al padre.

No me atreví a sacar fotos de las dependencias policiales pues me resultó violento dado el abandono en que se encontraban.

No me atreví a sacar fotos de las dependencias policiales pues me resultó violento dado el abandono en que se encontraban.

La había invitado al Chaco a petición del Gobernador Sostoa, pues quería intentar que España ayudara a la restauración de Fuerte Borbón

La había invitado al Chaco a petición del Gobernador Sostoa, pues quería intentar que España ayudara a la restauración de Fuerte Borbón

Esta era la entrada desde el riacho que preparamos para la primera siembra. Instalamos una sola bomba pues sería suficiente

Esta era la entrada desde el riacho que preparamos para la primera siembra. Instalamos una sola bomba pues sería suficiente

Pinterest
Buscar