Explora La Alegría, Jardín De, ¡y mucho más!

Explorar temas relacionados

Que Brille El Sol En Tu Interior (Podemos Hair)

Que Brille El Sol En Tu Interior (Podemos Hair)

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

Plastificando ilusiones: ¡¡Comenzamos con la alegría!!

Plastificando ilusiones: ¡¡Comenzamos con la alegría!!

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

¿Cómo son las EMOCIONES? ¿Tienen color? ¡¡¡Sí, las emociones tienen color!!!  AMARILLA es la ALEGRÍA  AZUL es la TRISTEZA  ROJO  es el ENFA...

¿Cómo son las EMOCIONES? ¿Tienen color? ¡¡¡Sí, las emociones tienen color!!! AMARILLA es la ALEGRÍA AZUL es la TRISTEZA ROJO es el ENFA...

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

No dejamos de jugar porque nos hicimos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar. Nunca dejes perder la inocencia, la alegría y la capacidad de asombro que permitían que la cosa más sencilla ante tus ojos fuera algo maravilloso.

Pinterest
Buscar