Olga Montenegro

Olga Montenegro

Nunca pongas un punto de interrogación, donde Dios ya puso un punto final.
Olga Montenegro