La Alberca

Uno de los pueblos más bellos de la Sierra de Francia y por ende de España. La Alberca atesora una arquitectura tradicional muy bien conservada. Estas tierras fueron repobladas con la colaboración del marido francés de Doña Urraca, Raimundo de Borgoña, lo cual explica la cantidad de topónimos franceses en esta zona.
10 Pines133 Seguidores
Uno de los rincones de naturaleza vibrante que podemos disfrutar en las batuecas (Sierra de Francia) es el valle del río batuecas, donde podemos disfrutar y refrescarnos en esta bonita chorrera. Es conocida como "Chorro de las Batuecas".

Uno de los rincones de naturaleza vibrante que podemos disfrutar en las batuecas (Sierra de Francia) es el valle del río batuecas, donde podemos disfrutar y refrescarnos en esta bonita chorrera. Es conocida como "Chorro de las Batuecas".

La plaza mayor de La Alberca conserva el sabor medieval con su arquitectura muy bien conservada y restaurada y el hermoso crucero de piedra.

La plaza mayor de La Alberca conserva el sabor medieval con su arquitectura muy bien conservada y restaurada y el hermoso crucero de piedra.

El crucero de granito preside la bella plaza mayor de La Alberca. Es del siglo XVIII y en su fuste están labrados diversos elementos de la pasión de cristo: la escalera, esponja, tenazas, látigo... Al igual que el crucero que podemos observar en Serrejón, por un lado está la efigie del crucificado y por el otro una piedad.

El crucero de granito preside la bella plaza mayor de La Alberca. Es del siglo XVIII y en su fuste están labrados diversos elementos de la pasión de cristo: la escalera, esponja, tenazas, látigo... Al igual que el crucero que podemos observar en Serrejón, por un lado está la efigie del crucificado y por el otro una piedad.

El cerdo tiene un gran protagonismo en La Alberca, tanto que hasta tiene su escultura de granito junto a la parroquia de la Asunción. Cada año los albercanos alimentan a un cerdo que camina libre por las calles y prados del pueblo. El animal lleva una buena vida hasta que le llega su San Martín.

El cerdo tiene un gran protagonismo en La Alberca, tanto que hasta tiene su escultura de granito junto a la parroquia de la Asunción. Cada año los albercanos alimentan a un cerdo que camina libre por las calles y prados del pueblo. El animal lleva una buena vida hasta que le llega su San Martín.

Al coronar el Puerto del Portillo, cuando llegamos a La Alberca desde Las Mestas, en Las Hurdes, obtendremos unas bellísimas panorámicas del Valle del Batuecas, de la Sierra de Francia y de Las Hurdes.

Al coronar el Puerto del Portillo, cuando llegamos a La Alberca desde Las Mestas, en Las Hurdes, obtendremos unas bellísimas panorámicas del Valle del Batuecas, de la Sierra de Francia y de Las Hurdes.

En el camino que nos lleva hacia unos abrigos con pinturas rupestres, a lo largo del valle del Arroyo Batuecas, caminaremos durante algún tiempo sobre duras raíces de árboles en una suerte de camino propio de druidas.

En el camino que nos lleva hacia unos abrigos con pinturas rupestres, a lo largo del valle del Arroyo Batuecas, caminaremos durante algún tiempo sobre duras raíces de árboles en una suerte de camino propio de druidas.

Junto a la puerta principal del Monasterio del Santo Desierto de San José de las Batuecas comienza un paseo lindo y fresco siguiendo un camino alfombrado por las tremendas raíces de los árboles que se aferran tenazmente al duro y escaso suelo.

Junto a la puerta principal del Monasterio del Santo Desierto de San José de las Batuecas comienza un paseo lindo y fresco siguiendo un camino alfombrado por las tremendas raíces de los árboles que se aferran tenazmente al duro y escaso suelo.

Una de los arbolitos más fotografiados de la zona seguro que es este ¿pino? que corona el campanario sobre la puerta principal del Monasterio del Santo Desierto de Las Batuecas.

Una de los arbolitos más fotografiados de la zona seguro que es este ¿pino? que corona el campanario sobre la puerta principal del Monasterio del Santo Desierto de Las Batuecas.

Allá al fondo están Las Hurdes, en Cáceres. Nosotros nos hayamos casi en lo alto del Puerto del Portillo, a pocos kilómetros de La Alberca.

Allá al fondo están Las Hurdes, en Cáceres. Nosotros nos hayamos casi en lo alto del Puerto del Portillo, a pocos kilómetros de La Alberca.

Panorámica de La Pesga y del río Los Ángeles embalsado por el Gabriel y Galán y cruzado por el puente de la carretera de Caminomorisco. La foto está tomada en las cercanías del Pico Talamar y el monte sobre el pueblo recibe el nombre de El Culebro y desde allí se obtienen unas vistas en días claros sencillamente espectaculares.

Panorámica de La Pesga y del río Los Ángeles embalsado por el Gabriel y Galán y cruzado por el puente de la carretera de Caminomorisco. La foto está tomada en las cercanías del Pico Talamar y el monte sobre el pueblo recibe el nombre de El Culebro y desde allí se obtienen unas vistas en días claros sencillamente espectaculares.

Pinterest • El catálogo global de ideas
Buscar