M Angeles Ruiz López

M Angeles Ruiz López

Cuando te toca, aunque te quites, te toca, y cuando no te toca, aunque te pongas, no te toca.