Así que nos dispusimos a tomar una merecida cerveza... Entonces nos llevamos el primer susto... NADIE se había acordado de traer un abridor, y mira que ya hemos puesto unos cuantos en el blog... ¿Qué?, seguro que ahora estáis todos alegrándoos de que se nos torciera un día tan estupendo... Pues NO, porque gracias a Chuchi bastó con sacudir la arena de la Sandalia Reef y abrir felizmente con su artilugio en la suela las fresquisísimas cervezas.

Así que nos dispusimos a tomar una merecida cerveza... Entonces nos llevamos el primer susto... NADIE se había acordado de traer un abridor, y mira que ya hemos puesto unos cuantos en el blog... ¿Qué?, seguro que ahora estáis todos alegrándoos de que se nos torciera un día tan estupendo... Pues NO, porque gracias a Chuchi bastó con sacudir la arena de la Sandalia Reef y abrir felizmente con su artilugio en la suela las fresquisísimas cervezas.

Este maravilloso anillo, sin engarzar, pero que sirve para abrir tus botellines con un leve movimiento de la mano

Este maravilloso anillo, sin engarzar, pero que sirve para abrir tus botellines con un leve movimiento de la mano

Este abridor con forma de naipe de póquer puede ser tu carta escondida.

Este abridor con forma de naipe de póquer puede ser tu carta escondida.

Un abrebotellas que también vale para abrir una cabeza

Un abrebotellas que también vale para abrir una cabeza

Pues entonces este abridor que nos ha enseñado un amigo está hecho para ellos. Un plato y una cadena. Todo moderno y macarra. Justo como tú.

Pues entonces este abridor que nos ha enseñado un amigo está hecho para ellos. Un plato y una cadena. Todo moderno y macarra. Justo como tú.

Pero a nuestro abridor de hoy, a este pequeño hombrecito, abrir cervezas le hace feliz de otra manera. Le pone. Se la pone bien dura. Está claro. Si no, no podría abrirlas con su herramienta. Y es que el chico calza un buen abridor. Y está encantado de que lo utilices contra la boca de una rubia.

Pero a nuestro abridor de hoy, a este pequeño hombrecito, abrir cervezas le hace feliz de otra manera. Le pone. Se la pone bien dura. Está claro. Si no, no podría abrirlas con su herramienta. Y es que el chico calza un buen abridor. Y está encantado de que lo utilices contra la boca de una rubia.

Se había bebido la cerveza, y parecía esbozar una sonrisa cuando me entregó el comentario del abrebotellas. Se titulaba: El mejor amigo del hombre

Se había bebido la cerveza, y parecía esbozar una sonrisa cuando me entregó el comentario del abrebotellas. Se titulaba: El mejor amigo del hombre

Si, anilla. No, no anillo. Ese ya lo hemos comentado. Anilla de lata. Eso con lo que abres las latas de cerveza, hace brrrrsshhhhhff…. y se te derrama toda la espuma por encima porque estaba un poco agitada. Eso.

Si, anilla. No, no anillo. Ese ya lo hemos comentado. Anilla de lata. Eso con lo que abres las latas de cerveza, hace brrrrsshhhhhff…. y se te derrama toda la espuma por encima porque estaba un poco agitada. Eso.

Yo soy el típico que cuando se acerca a la barra del bar con un amigo y este dice al camarero “Dos cervezas, por favor”, yo añado “Y a mí otras dos, gracias.”

Yo soy el típico que cuando se acerca a la barra del bar con un amigo y este dice al camarero “Dos cervezas, por favor”, yo añado “Y a mí otras dos, gracias.”

Dicen que cuando el Titanic chocó contra el iceberg, algún caballero de primera clase exclamó jocoso “¡Mi gin tonic con mucho hielo, por favor!”. Ciertamente no es algo que podamos comprobar, pero como estamos inmersos (ja, chiste gratuito) en el centenario del hundimiento de dicho bajel, hemos decidido aprovechar para llegar al fondo (ja, y van dos) de un tema que, como amantes de la cerveza nos ha calado muy hondo (TOMA ya, VAN TRES). Así pues decidimos investigar cómo debían abrir los…

Dicen que cuando el Titanic chocó contra el iceberg, algún caballero de primera clase exclamó jocoso “¡Mi gin tonic con mucho hielo, por favor!”. Ciertamente no es algo que podamos comprobar, pero como estamos inmersos (ja, chiste gratuito) en el centenario del hundimiento de dicho bajel, hemos decidido aprovechar para llegar al fondo (ja, y van dos) de un tema que, como amantes de la cerveza nos ha calado muy hondo (TOMA ya, VAN TRES). Así pues decidimos investigar cómo debían abrir los…

Pinterest
Buscar