Un cúmulo de casualidades permitieron a una amante del Ampurdán descubrir un tesoro: esta antigua casona del siglo XVIII. La vida está llena de coincidencias y sorpresas y más cuando se tienen un montón de conocidos.

Pinterest
Buscar