Prestar dinero

Explorar temas relacionados

5 reglas a la hora de prestar dinero

5 reglas a la hora de prestar dinero

Consejos para prestar dinero a familiares o amigos

Consejos para prestar dinero a familiares o amigos

5 reglas a la hora de prestar dinero

5 reglas a la hora de prestar dinero

Huy Carajo: EL COSTO DE PRESTAR DINERO EN EL PERÚ

Huy Carajo: EL COSTO DE PRESTAR DINERO EN EL PERÚ

¿Porque en los préstamos de capital privado hay que avalar? | Préstamos Rápidos

¿Porque en los préstamos de capital privado hay que avalar? | Préstamos Rápidos

Yaap money es la manera moderna de prestar dinero - http://www.entuespacio.com/yaap-money-es-la-manera-moderna-de-prestar-dinero/

Yaap money es la manera moderna de prestar dinero - http://www.entuespacio.com/yaap-money-es-la-manera-moderna-de-prestar-dinero/

Prestar dinero ¿Bueno o malo?

Prestar dinero ¿Bueno o malo?

Eposak - Es la única página web en Venezuela, sin fines de lucro, en la que puedes prestar dinero a pequeños emprendedores turísticos venezolanos que no tienen acceso a financiamiento formal.

Eposak - Es la única página web en Venezuela, sin fines de lucro, en la que puedes prestar dinero a pequeños emprendedores turísticos venezolanos que no tienen acceso a financiamiento formal.

Honduras: Antes de prestar dinero ordenarán a Mipymes  http://www.latribuna.hn/2017/02/06/prestar-dinero-ordenaran-mipymes/

Honduras: Antes de prestar dinero ordenarán a Mipymes http://www.latribuna.hn/2017/02/06/prestar-dinero-ordenaran-mipymes/

Proverbios 22:7 nos dice: “El que toma prestado es siervo del hombre que hace el préstamo”. Hemos de tener presente que al prestar dinero nos arriesgamos a perderlo, pues muchos negocios salen mal. El contrato no garantiza por sí mismo el éxito del negocio. Y, por supuesto, no es prudente arriesgar en una operación comercial más de lo que uno puede permitirse el lujo de perder.

Proverbios 22:7 nos dice: “El que toma prestado es siervo del hombre que hace el préstamo”. Hemos de tener presente que al prestar dinero nos arriesgamos a perderlo, pues muchos negocios salen mal. El contrato no garantiza por sí mismo el éxito del negocio. Y, por supuesto, no es prudente arriesgar en una operación comercial más de lo que uno puede permitirse el lujo de perder.

Pinterest
Buscar