Poliquetos

Poliquetos abisales. Diseñados para dar miedo Estos animales viven a profundidades superiores a los mil metros, donde no llega la luz del sol.  Crecen en los alrededores de las chimeneas hidrotermales que hay en el fondo del océano, en los bordes de las placas tectónicas.

Poliquetos abisales. Diseñados para dar miedo Estos animales viven a profundidades superiores a los mil metros, donde no llega la luz del sol. Crecen en los alrededores de las chimeneas hidrotermales que hay en el fondo del océano, en los bordes de las placas tectónicas.

Poliquetos abisales. Diseñados para dar miedo  Estos animales viven a profundidades superiores a los mil metros, donde no llega la luz del sol.   Crecen en los alrededores de las chimeneas hidrotermales que hay en el fondo del océano, en los bordes de las placas tectónicas.   En estos lugares las comunidades biológicas subsisten obteniendo su alimento de bacterias que aprovechan la energía química, al no poderse realizar la fotosíntesis por ausencia de luz.

Poliquetos abisales. Diseñados para dar miedo Estos animales viven a profundidades superiores a los mil metros, donde no llega la luz del sol. Crecen en los alrededores de las chimeneas hidrotermales que hay en el fondo del océano, en los bordes de las placas tectónicas. En estos lugares las comunidades biológicas subsisten obteniendo su alimento de bacterias que aprovechan la energía química, al no poderse realizar la fotosíntesis por ausencia de luz.

Poliquetos abisales. Diseñados para dar miedo  Estos animales viven a profundidades superiores a los mil metros, donde no llega la luz del sol.   Crecen en los alrededores de las chimeneas hidrotermales que hay en el fondo del océano, en los bordes de las placas tectónicas.   En estos lugares las comunidades biológicas subsisten obteniendo su alimento de bacterias que aprovechan la energía química, al no poderse realizar la fotosíntesis por ausencia de luz.

Poliquetos abisales. Diseñados para dar miedo Estos animales viven a profundidades superiores a los mil metros, donde no llega la luz del sol. Crecen en los alrededores de las chimeneas hidrotermales que hay en el fondo del océano, en los bordes de las placas tectónicas. En estos lugares las comunidades biológicas subsisten obteniendo su alimento de bacterias que aprovechan la energía química, al no poderse realizar la fotosíntesis por ausencia de luz.

Crustáceos y poliquetos polinizan flores marinas

Crustáceos y poliquetos polinizan flores marinas

Fosforescencia anaranjada

Gusanos marinos

http://www.medioambiente.org/2012/04/poliquetos-abisales-disenados-para-dar.html

http://www.medioambiente.org/2012/04/poliquetos-abisales-disenados-para-dar.html

http://www.medioambiente.org/2012/04/poliquetos-abisales-disenados-para-dar.html

http://www.medioambiente.org/2012/04/poliquetos-abisales-disenados-para-dar.html

Poliquetos abisales. Diseñados para dar miedo  Estos animales viven a profundidades superiores a los mil metros, donde no llega la luz del sol.   Crecen en los alrededores de las chimeneas hidrotermales que hay en el fondo del océano, en los bordes de las placas tectónicas.   En estos lugares las comunidades biológicas subsisten obteniendo su alimento de bacterias que aprovechan la energía química, al no poderse realizar la fotosíntesis por ausencia de luz.

Poliquetos abisales. Diseñados para dar miedo Estos animales viven a profundidades superiores a los mil metros, donde no llega la luz del sol. Crecen en los alrededores de las chimeneas hidrotermales que hay en el fondo del océano, en los bordes de las placas tectónicas. En estos lugares las comunidades biológicas subsisten obteniendo su alimento de bacterias que aprovechan la energía química, al no poderse realizar la fotosíntesis por ausencia de luz.

Pinterest
Buscar