Pinterest • El catálogo global de ideas

Anuko, el perro 'gruñón' que ha pagado los estudios de su dueña

de Upsocl

Gatito gruñón: fue adoptado porque no tenía casa… ¡Pero sigue enojado!

Gatito gruñón: fue adoptado porque no tenía casa Pero sigue enojado!

Porque es inteligente, gruñón, protector y cariñoso. Rocky.

“Scooby. Nos le regalaron con 4 mesecitos como un cócker, pero le delataron su enorme cabezón y sus 20 kilazos... Mezcla de cócker con a saber qué.... Era nuestro pequeño grandullón, un poco gruñón a veces y otras veces un poco gato, juguetón, enérgico, siempre alegre, cariñoso y un poco pelotero...

Aquí estamos Neu, mi chiquitín, y yo. Neu estaba abandonado en un contenedor cuando no tenía 30 días de vida, ya llevamos 3 años y medio juntos y ya no me imagino sin él. Es precioso, simpático y también gruñón... pero es mi gruñoncete y le quiero.