Pinterest • El catálogo de ideas global

Oracion Del Yo Pecador

de Café de Redacción

Dulce Madre, no te alejes

Bendita sea tu Pureza, y eternamente lo sea. Pues todo un Dios se recrea, en tan graciosa Belleza. A ti, Celestial Princesa, Virgen Sagrada María, yo te ofrezco en este día, alma, vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía. Amén, Jesús.

89
29