Pinterest • El catálogo de ideas global

A Minimoni le encanta pintar mil cosas de colores: mariquitas rojas, cielos azules, plátanos amarillos... pero nunca ha pintado un beso. ¿De qué color será? ¿Rojo como una deliciosa salsa de tomate? No, porque también es el color de cuando estás enfadado... ¿Será verde como los cocodrilos, que siempre le han parecido tan simpáticos? Imposible, porque es el color de las verduras y ¡no le gusta comérselas! ¿Cómo podría averiguar de qué color es un beso?

46
17

Hoy os traigo las faldas ideales para vosotros. Espero que os sirvan de ayuda los consejos y que escojáis la mejor falda. ¡Os mando un beso enorme!

118
33
1

- No entiendo a la gente que saluda con un beso y dice “Mua”… - Es como que yo te salude con la mano y grite ” ¡APRETÓN DE MANOS!”

183
69
de EL PAÍS

Muere la enfermera del beso que simbolizó el fin de la II Guerra Mundial

Muere la enfermera del beso que simbolizó el fin de la II Guerra Mundial…

Amy Krouse Rosenthal y Peter H. Reynolds nos ofrecen una bonita historia, acompañada de sencillas y delicadas ilustraciones, sobre la perseverancia y la buena de voluntad para cultivar un beso, como símbolo de cariño y acercamiento universal. El beso es un polvo mágico que brota de la tierra y que la niña decide repartir por doquier. Quiere compartir su sentimiento de felicidad y alegría. Siembra un beso es una preciosa historia que arrancará sonrisas a pequeños y mayores.

67
10

1989: Un beso envenenado. Este efusivo saludo en Berlín (capital de la República Democrática Alemana) entre Mijáil Gorbachov, secretario general del PCUS, y Erich Honecker (1912-1994), presidente del Consejo de Estado de la RDA, resume dos acontecimientos interelacionados del final del siglo XX: la caída del Muro de Berlín y la disolución de la URSS.