Chichen Itzá, Lugar de brujos en maya. La arquitectura que ha llegado hasta nuestros días, tiene una clara influencia tolteca. La deidad que preside el sitio, según la mitología maya, es Kukulcán, representación maya de Quetzalcóatl, deidad tomado del panteón tolteca. Período Clásico. Yucatán, México. Cultura Maya. SitiosdeMexico.com - Directorio Turístico y de Entretenimiento - Valora, Comenta y Gana!

Chichen Itzá, Lugar de brujos en maya. La arquitectura que ha llegado hasta nuestros días, tiene una clara influencia tolteca. La deidad que preside el sitio, según la mitología maya, es Kukulcán, representación maya de Quetzalcóatl, deidad tomado del panteón tolteca. Período Clásico. Yucatán, México. Cultura Maya. SitiosdeMexico.com - Directorio Turístico y de Entretenimiento - Valora, Comenta y Gana!

Los Toltecas construía las estatuas. Las estatuas son muy antiguas y modernas. Los Toltecas estaban una civilización antiguo.

Los Toltecas construía las estatuas. Las estatuas son muy antiguas y modernas. Los Toltecas estaban una civilización antiguo.

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

En un rincón de Hidalgo, a unos cuantos kilómetros del asentamiento prehispánico Tolteca, descansa un introspectivo pueblo de nombre Chapantongo, rodeado por campos de apariencia arenisca, un clima seco y no más que débiles manchones verdes que sólo pueden contener su envidia por los matices vegetales que bailan al compás de la brisa templada en …

Pinterest • El catálogo global de ideas
Buscar