La arquitectura neoclásica del edificio donde se encuentra esta escuela de idiomas se convirtió en el fondo perfecto para una decoración moderna.

La arquitectura neoclásica del edificio donde se encuentra esta escuela de idiomas se convirtió en el fondo perfecto para una decoración moderna.

Una extraña atmósfera reina en este lugar con arquitectura neoclásica. El pequeño salón blanco se ve acogido dentro de esta inmenso pasillo con arcos muy altos moldeados. La influencia del blanco - paredes y muebles - crea un efecto de homogeneidad que da la impresión de que los muebles son parte de la construcción. El suelo de un color beige rosado le da calor a esta blancura.

Una extraña atmósfera reina en este lugar con arquitectura neoclásica. El pequeño salón blanco se ve acogido dentro de esta inmenso pasillo con arcos muy altos moldeados. La influencia del blanco - paredes y muebles - crea un efecto de homogeneidad que da la impresión de que los muebles son parte de la construcción. El suelo de un color beige rosado le da calor a esta blancura.

Hotel Palacio O’ Farrill, situado en una esquina de la Habana Vieja y muy cerca de la hermosa entrada de la Bahía de La Habana y de la Plaza de la Catedral, aflora como genuino representante de la arquitectura neoclásica de moda en Cuba en los inicios del siglo XIX.

Hotel Palacio O’ Farrill, situado en una esquina de la Habana Vieja y muy cerca de la hermosa entrada de la Bahía de La Habana y de la Plaza de la Catedral, aflora como genuino representante de la arquitectura neoclásica de moda en Cuba en los inicios del siglo XIX.

Xela se Vive con Arquitectura Neoclásica

Xela se Vive con Arquitectura Neoclásica

Hotel Palacio O’ Farrill, situado en una esquina de la Habana Vieja y muy cerca de la hermosa entrada de la Bahía de La Habana y de la Plaza de la Catedral, aflora como genuino representante de la arquitectura neoclásica de moda en Cuba en los inicios del siglo XIX.

Hotel Palacio O’ Farrill, situado en una esquina de la Habana Vieja y muy cerca de la hermosa entrada de la Bahía de La Habana y de la Plaza de la Catedral, aflora como genuino representante de la arquitectura neoclásica de moda en Cuba en los inicios del siglo XIX.

Hotel Palacio O’ Farrill, situado en una esquina de la Habana Vieja y muy cerca de la hermosa entrada de la Bahía de La Habana y de la Plaza de la Catedral, aflora como genuino representante de la arquitectura neoclásica de moda en Cuba en los inicios del siglo XIX.

Hotel Palacio O’ Farrill, situado en una esquina de la Habana Vieja y muy cerca de la hermosa entrada de la Bahía de La Habana y de la Plaza de la Catedral, aflora como genuino representante de la arquitectura neoclásica de moda en Cuba en los inicios del siglo XIX.

Hotel Palacio O’ Farrill, situado en una esquina de la Habana Vieja y muy cerca de la hermosa entrada de la Bahía de La Habana y de la Plaza de la Catedral, aflora como genuino representante de la arquitectura neoclásica de moda en Cuba en los inicios del siglo XIX.

Hotel Palacio O’ Farrill, situado en una esquina de la Habana Vieja y muy cerca de la hermosa entrada de la Bahía de La Habana y de la Plaza de la Catedral, aflora como genuino representante de la arquitectura neoclásica de moda en Cuba en los inicios del siglo XIX.

Pinterest
Buscar