Más ideas
Cuántos errores cometemos en nombre del amor. Idealizamos amigos, historias y , sobre todo, a la persona que amamos. Nos cegamos tanto que llegamos a sacrificar lo que nunca deberíamos: nuestro corazón, nuestra felicidad, y a veces, incluso, nuestra dignidad. Me enamoré de quien no debería hacerlo, jamás. Llegué a construir historias que sólo existían [&hellip

Cuántos errores cometemos en nombre del amor. Idealizamos amigos, historias y , sobre todo, a la persona que amamos. Nos cegamos tanto que llegamos a sacrificar lo que nunca deberíamos: nuestro corazón, nuestra felicidad, y a veces, incluso, nuestra dignidad. Me enamoré de quien no debería hacerlo, jamás. Llegué a construir historias que sólo existían [&hellip

Tú lo sabes. Pero como hablarte hace parte de Quererte Mucho, entonces hago todo lo anterior casi al tiempo

Tú lo sabes. Pero como hablarte hace parte de Quererte Mucho, entonces hago todo lo anterior casi al tiempo

Pinterest
Buscar