11a Tamura Sensei

11a Tamura Sensei

12 chiba

12 chiba

Mi paso del Judo al Aikido fue un proceso que entonces no me resultó tal fácil como podría parecer hoy en día. Para un joven que había empezado a cosechar sus primeros éxitos en un arte marcial, pasar de ser primer Dan de Judo a 5º Kyu en Aikido era como volver a empezar de cero y volver a enfrentarse a la paciencia del principiante, para el que los resultados son sólo una promesa lejana. Afortunadamente, con el Judo había conseguido templar un carácter de compromiso y constancia…

Mi paso del Judo al Aikido fue un proceso que entonces no me resultó tal fácil como podría parecer hoy en día. Para un joven que había empezado a cosechar sus primeros éxitos en un arte marcial, pasar de ser primer Dan de Judo a 5º Kyu en Aikido era como volver a empezar de cero y volver a enfrentarse a la paciencia del principiante, para el que los resultados son sólo una promesa lejana. Afortunadamente, con el Judo había conseguido templar un carácter de compromiso y constancia…

Mi paso del Judo al Aikido fue un proceso que entonces no me resultó tal fácil como podría parecer hoy en día. Para un joven que había empezado a cosechar sus primeros éxitos en un arte marcial, pasar de ser primer Dan de Judo a 5º Kyu en Aikido era como volver a empezar de cero y volver a enfrentarse a la paciencia del principiante, para el que los resultados son sólo una promesa lejana. Afortunadamente, con el Judo había conseguido templar un carácter de compromiso y constancia…

Mi paso del Judo al Aikido fue un proceso que entonces no me resultó tal fácil como podría parecer hoy en día. Para un joven que había empezado a cosechar sus primeros éxitos en un arte marcial, pasar de ser primer Dan de Judo a 5º Kyu en Aikido era como volver a empezar de cero y volver a enfrentarse a la paciencia del principiante, para el que los resultados son sólo una promesa lejana. Afortunadamente, con el Judo había conseguido templar un carácter de compromiso y constancia…

Mi paso del Judo al Aikido fue un proceso que entonces no me resultó tal fácil como podría parecer hoy en día. Para un joven que había empezado a cosechar sus primeros éxitos en un arte marcial, pasar de ser primer Dan de Judo a 5º Kyu en Aikido era como volver a empezar de cero y volver a enfrentarse a la paciencia del principiante, para el que los resultados son sólo una promesa lejana. Afortunadamente, con el Judo había conseguido templar un carácter de compromiso y constancia…

Mi paso del Judo al Aikido fue un proceso que entonces no me resultó tal fácil como podría parecer hoy en día. Para un joven que había empezado a cosechar sus primeros éxitos en un arte marcial, pasar de ser primer Dan de Judo a 5º Kyu en Aikido era como volver a empezar de cero y volver a enfrentarse a la paciencia del principiante, para el que los resultados son sólo una promesa lejana. Afortunadamente, con el Judo había conseguido templar un carácter de compromiso y constancia…

Mi paso del Judo al Aikido fue un proceso que entonces no me resultó tal fácil como podría parecer hoy en día. Para un joven que había empezado a cosechar sus primeros éxitos en un arte marcial, pasar de ser primer Dan de Judo a 5º Kyu en Aikido era como volver a empezar de cero y volver a enfrentarse a la paciencia del principiante, para el que los resultados son sólo una promesa lejana. Afortunadamente, con el Judo había conseguido templar un carácter de compromiso y constancia…

Mi paso del Judo al Aikido fue un proceso que entonces no me resultó tal fácil como podría parecer hoy en día. Para un joven que había empezado a cosechar sus primeros éxitos en un arte marcial, pasar de ser primer Dan de Judo a 5º Kyu en Aikido era como volver a empezar de cero y volver a enfrentarse a la paciencia del principiante, para el que los resultados son sólo una promesa lejana. Afortunadamente, con el Judo había conseguido templar un carácter de compromiso y constancia…

12-b-Curso-Barcelona-S.Santa-1970

12-b-Curso-Barcelona-S.Santa-1970

2-a-Kitaura-Sensei-y-sus-alumnos-de-Madrid,-Tomás-Sánchez,-Antonio-Ponce,-Tomás-de-Miguel,-Andres-Dominguez,-Manuel-Cruz-y-les-acompaña-en-la-parte-trasera-el-cuar-

2-a-Kitaura-Sensei-y-sus-alumnos-de-Madrid,-Tomás-Sánchez,-Antonio-Ponce,-Tomás-de-Miguel,-Andres-Dominguez,-Manuel-Cruz-y-les-acompaña-en-la-parte-trasera-el-cuar-

3-a-Tomás-Sánchez-y-Andrés-Domínguez-que-fue-la-primera-persona-que-le-habló-del-Aikido-de-Kitaura,-en-el-año-68-en-el-dojo-Coirema..

3-a-Tomás-Sánchez-y-Andrés-Domínguez-que-fue-la-primera-persona-que-le-habló-del-Aikido-de-Kitaura,-en-el-año-68-en-el-dojo-Coirema..

1-marzo-1970-Barcelona-(España)-los-responsables-del-curso-Nakazono,Tamura-y-Kytaura-

1-marzo-1970-Barcelona-(España)-los-responsables-del-curso-Nakazono,Tamura-y-Kytaura-

Pinterest
Buscar