J u
J u
J u

J u

Llegué al mundo en el 94 y desde entonces sigo en trámites para comprarme un cerebro. Nunca nadie había amado tanto la complejidad humana.