Pinterest
Los conflictos son el pan de cada día. Aprende a resolverlos sin herir a tu familia

Cuida siempre que tu comunicación con tus seres queridos sea guiada por el amor y el respeto. Los conflictos son el pan de cada día. Aprende a resolverlos sin herir a tu familia.

Matrimonio “Regocíjate con la esposa [o el esposo] de tu juventud”. Además, dice: “Ve la vida con la esposa [o el esposo] que amas” (Prov. 5:18; Ecl. 9:9). Según va pasando el tiempo, cada uno de ellos debe estar “plenamente presente” en su relación, tanto a nivel físico como emocional. Eso significa estar pendientes uno del otro, pasar tiempo uno con el otro y estrechar los lazos entre uno y otro. Deben concentrarse en proteger su matrimonio y su relación con Dios.

Alguien preguntó ¿como lo hicieron para seguir juntos por 65 años?"Nacimos en otra época,si algo se rompía, se arreglaba, no se tiraba nada a la basura".

Ama a tu esposo

¡Lo que debemos hacer las esposas! Y pídele fortaleza a Dios para poder cumplir y mantener tu matrimonio.