Pinterest • El catálogo global de ideas

EL MUSEO DE LAS ARTES INFINITAS

MUSEO DE ARTE EN EL QUE DESDE LA PRIMERA HASTA LA ÚLTIMA OBRA QUE HAY, TE TRANSPORTA A UN LUGAR DE LA HISTORIA QUE JAMÁS HAS PODIDO VIVIR O SENTIR. SE TRATA DE UN MUSEO QUE DESPERTARÁ DE MANERA ÚNICA UN SENTIMIENTO DIFERENTE...UN MUSEO PARA VER, SENTIR Y NUNCA OLVIDAR...
5 Pines0 Seguidores

LAS TRES GRACIAS. Autor: Rubens. Es un cuadro de tema mitológico. Las tres mujeres que representan la obra, se caracterizan por la ampulosidad de sus contornos. Sólo tapadas por un velo transparente, parecen que están bailando cogidas de los brazos. La elección de esta obra es por la alegría que transmite en un periodo en el que el tenebrismo era una de las características del barroco, pero Rubens con esta obra da un vuelco a lo convencional del momento.

1
1

EL NACIMIENTO DE VENUS Autor: Sandro Botticelli, 1484. La pintura representa la llegada de Venus, sobre una concha, a la playa. La diosa es empujada por el soplo de los dioses alados entre una lluvia de flores. He elegido esta obra por que me parece una buena opción como representación para el periodo del renacimiento, especialmente en el cuattrocento.

1

MAESTÁ DE CIMABÚE Es una obra pictórica de Cimabúe. Fue pintada entre 1285 y 1286. Representa a la Virgen señalando al niño como camino de la salvación. Es una obra con influencias bizantinas como podemos ver en el hieratismo de las figuras así como el uso de fondos dorados. Una buena representación del gótico con influencias bizantina.

Es una escultura de mármol blanco realizada por Miguel Ángel Buonarroti entre 1501 y 1504. La escultura representa al Rey David en el momento previo a enfrentarse a Goliat. Me parece una escultura muy importante y bonita que no podía faltar en mi museo. Creo que la mejor representación en escultura del renacimiento.

DUDA DE SANTO TOMÁS Es un relieve con un tema religioso extraído de los evangelios. Cristo resucitado reúne a sus discípulos. Pero Santo Tomás duda de la veracidad de la resurrección y le introduce los dedos en la herida. Es una escultura románica del siglo XI.