Más ideas de carla
LA NOCHE DEL MORAVA. - Cada país tiene su Samarcanda y su Numancia. Aquella noche, los dos lugares estaban aquí con nosotros, aquí a orillas del Morava. Un escritor, que desde hace tiempo no ha vuelto a escribir, invita a unos amigos a su embarcación, anclada en aguas del río Morava, afluente del Danubio. Le sirve de...

LA NOCHE DEL MORAVA. - Cada país tiene su Samarcanda y su Numancia. Aquella noche, los dos lugares estaban aquí con nosotros, aquí a orillas del Morava. Un escritor, que desde hace tiempo no ha vuelto a escribir, invita a unos amigos a su embarcación, anclada en aguas del río Morava, afluente del Danubio. Le sirve de...