"Cómo pretendes volar; si no te alejas de los que te arrancan las plumas."

"Cómo pretendes volar; si no te alejas de los que te arrancan las plumas."

️Y me quede ahí Con lagrimas en los ojos En una mano el corazón y en la otra excusas que ni tú entendías (8)

️Y me quede ahí Con lagrimas en los ojos En una mano el corazón y en la otra excusas que ni tú entendías (8)

no se puede olvidar a quien no se va

no se puede olvidar a quien no se va

12 frases que te ayudarán en los momentos difíciles de un viaje

12 frases que te ayudarán en los momentos difíciles de un viaje

El viaje de la vida

El viaje de la vida

Un abrazo para todas las personas que nos acompañan y que están con nosotros especialmente en los momentos difíciles

Un abrazo para todas las personas que nos acompañan y que están con nosotros especialmente en los momentos difíciles

"Entrará de nuevo en mi vida aquel que tenga su propia vida, quien me invite de vez en cuando a compartirla sin que quiera matar la soledad conmigo; quien entienda que al amor en libertad, también le gusta la compañía."

"Entrará de nuevo en mi vida aquel que tenga su propia vida, quien me invite de vez en cuando a compartirla sin que quiera matar la soledad conmigo; quien entienda que al amor en libertad, también le gusta la compañía."

No lo digas.

No lo digas.

Tal Vez No Se Quedo Conmigo Porque Le Daba Miedo Darse Cuenta Que Yo Lo Quería Como Él No Sabe Quererse.

Tal Vez No Se Quedo Conmigo Porque Le Daba Miedo Darse Cuenta Que Yo Lo Quería Como Él No Sabe Quererse.

Libros - letras - frases

Libros - letras - frases


Más ideas
Cuántos errores cometemos en nombre del amor. Idealizamos amigos, historias y , sobre todo, a la persona que amamos. Nos cegamos tanto que llegamos a sacrificar lo que nunca deberíamos: nuestro corazón, nuestra felicidad, y a veces, incluso, nuestra dignidad. Me enamoré de quien no debería hacerlo, jamás. Llegué a construir historias que sólo existían [&hellip

Cuántos errores cometemos en nombre del amor. Idealizamos amigos, historias y , sobre todo, a la persona que amamos. Nos cegamos tanto que llegamos a sacrificar lo que nunca deberíamos: nuestro corazón, nuestra felicidad, y a veces, incluso, nuestra dignidad. Me enamoré de quien no debería hacerlo, jamás. Llegué a construir historias que sólo existían [&hellip

Pinterest
Buscar