Niantore

Las languidas aguas del Caribe panameño serán mi zona de acción las próximas semanas. "Niantore" es la traducción de "Hola, ¿Qué tal?" en lengua Gnobe.
47 Pines7 Seguidores
Los frágiles cayucos de los pescadores no son impedimento para aventurarse por el mar.

Los frágiles cayucos de los pescadores no son impedimento para aventurarse por el mar.

Río Chucará vive a un ritmo tranquilo, como las aguas que lánguidamente pasan por delante de sus casas

Río Chucará vive a un ritmo tranquilo, como las aguas que lánguidamente pasan por delante de sus casas

Encontrarse en alta mar un cayuco con su original vela es de una belleza plástica única. La fascinación aumenta al saber de su precariedad y dificultad de gobierno.

Encontrarse en alta mar un cayuco con su original vela es de una belleza plástica única. La fascinación aumenta al saber de su precariedad y dificultad de gobierno.

Desde niños aprenden a usar los inestables cayucos. Son casi una extensión de si mismos. Yo los he probado y apenas puedo aguantar el equilibrio para no caer al agua.

Desde niños aprenden a usar los inestables cayucos. Son casi una extensión de si mismos. Yo los he probado y apenas puedo aguantar el equilibrio para no caer al agua.

Los cortadores de Pifva arriesgan mucho subiendo árboles de la palma con más de 20 metros de altura para coger el fruto por 10 dólares diarios. Su método de ascenso es de lo más rudimentario y original. Al igual que peligroso.

Los cortadores de Pifva arriesgan mucho subiendo árboles de la palma con más de 20 metros de altura para coger el fruto por 10 dólares diarios. Su método de ascenso es de lo más rudimentario y original. Al igual que peligroso.

Atardecer en la bahía de Punta Escondida.

Atardecer en la bahía de Punta Escondida.

El pueblo Ngobe colgado sobre la misma orilla del mar Caribe. La gloria

El pueblo Ngobe colgado sobre la misma orilla del mar Caribe. La gloria

El més de Diciembre en esta parte del Caribe es muy lluvioso, una lluvia intensa, torrencial. Pero aún así es posible encontrar estampas azules en el cielo y el mar.

El més de Diciembre en esta parte del Caribe es muy lluvioso, una lluvia intensa, torrencial. Pero aún así es posible encontrar estampas azules en el cielo y el mar.

El río Chucará lo debemos remontar para llegar al nuevo colegio que se construye para los indígenas Bublé. Con sus cayucos deslizándose lentamente en la corriente, la vegetación exuberante de las orillas y sus aguas cristalinas, es todo un espectáculo de belleza y sosiego. Para llegar a él hay que navegar durante 70 millas por mar abierto y cruzar su peligrosa desembocadura.

El río Chucará lo debemos remontar para llegar al nuevo colegio que se construye para los indígenas Bublé. Con sus cayucos deslizándose lentamente en la corriente, la vegetación exuberante de las orillas y sus aguas cristalinas, es todo un espectáculo de belleza y sosiego. Para llegar a él hay que navegar durante 70 millas por mar abierto y cruzar su peligrosa desembocadura.

Es fascinante ver evolucionar a los cayucos al borde justo del agua. La destreza con la que los manejan es envidiable.

Es fascinante ver evolucionar a los cayucos al borde justo del agua. La destreza con la que los manejan es envidiable.

Pinterest • El catálogo global de ideas
Buscar