Más ideas
Fuimos eso que no se cuenta ni se admite, pero que nunca se olvida.

Fuimos eso que no se cuenta ni se admite, pero que nunca se olvida.

Cuántos errores cometemos en nombre del amor. Idealizamos amigos, historias y , sobre todo, a la persona que amamos. Nos cegamos tanto que llegamos a sacrificar lo que nunca deberíamos: nuestro corazón, nuestra felicidad, y a veces, incluso, nuestra dignidad. Me enamoré de quien no debería hacerlo, jamás. Llegué a construir historias que sólo existían [&hellip

Cuántos errores cometemos en nombre del amor. Idealizamos amigos, historias y , sobre todo, a la persona que amamos. Nos cegamos tanto que llegamos a sacrificar lo que nunca deberíamos: nuestro corazón, nuestra felicidad, y a veces, incluso, nuestra dignidad. Me enamoré de quien no debería hacerlo, jamás. Llegué a construir historias que sólo existían [&hellip

Y pensándolo bien es lo mejor que uno puede hacer antes de andar rogándole a quien no le importa si estás o no.

Y pensándolo bien es lo mejor que uno puede hacer antes de andar rogándole a quien no le importa si estás o no.

Se separaron. Ella tomó el camino de la izquierda. Él, el de la derecha. Pero olvidaron algo. El mundo, es redondo..

Se separaron. Ella tomó el camino de la izquierda. Él, el de la derecha. Pero olvidaron algo. El mundo, es redondo..

Pinterest
Buscar